//
estàs llegint...
Articles i entrevistes

LA NORMALIDAD DE LAS HEPATITIS por Gaetano Davide Iannello

La cultura en la cual vivimos desde hace siglos ha relacionando las enfermedades con conceptos sociales. Se han ido creando significados para mantener un control en la sociedad. Conceptos como el sentimiento de angustia, el no ser aceptado como persona no sana; la pérdida de la identidad; el concepto platónico de la salud como virtud somática y viceversa la virtud como expresión de la salud de el alma; los conceptos relacionados con la impronta más cristiana en la cultura occidental como la conexión entre enfermedad y vicio. Quien esta enfermo ha pecado y por el hecho de estar enfermo puede ser una posible confirmación de que anteriormente haya pecado…“morbus est afectus corpori contra natura insidens” (la enfermedad es una mutación no natural dentro del cuerpo) suenan las palabras de la Edad Media, pero una de las herencias de esa fase histórica se refleja hoy día en la búsqueda de una normalidad, de un estado de ausencia de síntomas. No hay que enfermarse y quien lo está no es productivo, no trabaja, es un gasto público y por lo tanto como tenemos que estar sanos.

El concepto de enfermedad vive del concepto de salud y viceversa. Esta bipolaridad es el producto de una tradición cultural cristiano-platónica, donde los hombres se agarran a las identidades. Al levantarnos por la mañana queremos ser los mismos que cuando nos hemos acostado la noche anterior. Esto puede significar que sana es la persona normal idéntica a si misma.

En otras tradiciones culturales como, por ejemplo, el sintoísmo japonés esta bipolaridad del concepto de enfermedad/salud no existe. Los hombres están en el mundo y sus estados físicos y mentales cambian con ello, lo que hoy es, mañana no será. Este es un concepto difícil de representar en nuestra cultura donde la planificación lineal de la vida es un concepto asumido y perpetuado a nivel general en la sociedad. Sociedad que contempla, en parte, la enfermedades como un obstáculo a la productividad.

La linea que separa el estado de enfermo del estado de sano es una linea muy sutil. En esta linea entra en juego la aceptación de la enfermedad que puede y suele iniciar con la aparición de los síntomas. Pero cuando tratamos con enfermedades crónicas asintomáticas como las hepatitis las cosas cambian. La ausencia de síntomas dificultan el proceso de aceptación de la enfermedad y de los riesgos para la salud, empujando hacía la normalización del estado de enfermo crónico.

Entre las personas consumidoras de sustancias ilegales y legales, es muy “normal” estar infectado por el virus. Los usuarios de los centros socio-sanitarios no hablan de hepatitis, a menos que no sea por parte de un profesional que les pregunte sobre su estado de salud y muchas veces ellos mismos desconocen también el genotipo del virus, o nunca han llegado a una primera visita con un hepatólogo. Es una enfermedad asumida por muchos y mantenida bajo una ceniza que nunca se apaga del todo y después de un largo desarrollo vuelve a tomar fuego y degenera en complicaciones hepáticas. Muchos estudios nos muestran como existe una incidencia mas alta de fallos hepáticos que por infección de virus de inmunodeficiencia (VIH). Es una paradoja pero vemos como no es la única ya que en el día a día como profesionales de la salud hemos vivido situaciones en la cuales personas a la hora de la lectura de las analíticas han sentido alivio por ser infectado por hepatitis de tipo C y no del virus de inmunodeficiencia (VIH). Esto es expresión de la falsa percepción que de las hepatitis se tiene en la opinión publica. Ya que no percibo síntomas estoy bien no estoy enfermo, solo estoy infectado por el virus, pero puedo pasar por sano en esta sociedad…o no?

Gaetano Davide Iannello

sociólogo

educador SAPS Creu Roja

Bibliográfica:

- Christof Wulf, Cosmo, corpo, cultura. Enciclopedia antropologica, 1997 Beltz Verlag-Weinheim und Basel, 2002 trad. Italia, Mondadori.

- Herbert of Cherbury, De Veritate, 1624, Stuttgart-bad Cannstatt 1966, IIIº ed.

 

About these ads

Discussió

Encara no hi ha comentaris.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Canvia )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Canvia )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Canvia )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 27 other followers

%d bloggers like this: